La Miseria de los “Inser-viles”

Educación

La vida de las personas produce destellos de odio en ocasiones puntuales allá donde se produce un impacto psicológico negativo dentro de nuestra zona de confort.

Se debe tener muy presente que los humanos somos primates y como tales conservamos nuestros instintos primarios intactos, la agresividad, el flechazo repentino, el ataque físico improvisado, la hiperreacción por salvar una vida, etc. Acciones buenas o malas de gran contraste pero que tienen su origen en la misma parte del interior de nuestra cabeza.

Conservamos una parte denominada cerebro reptiliano que tiene funciones cognitivas y garantiza nuestra supervivencia, tiene respuestas directas, reflejas e instintivas. Se trata de una zona diferenciada en el tronco del encéfalo y el cerebelo muy antigua. Un área que fue de las primeras en desarrollarse. Se encarga de mandar una señal como un resorte a velocidad luz cuando nos vemos amenazados, nosotros o aquellos a quienes amamos. Es la acción-reacción inmediata que hace que, por ejemplo,  una víbora aparezca como un rayo entre las matas y nos muerda el pie al pisar cerca de ella. Nuestro cerebro sigue una pauta idéntica cuando se expone a esos peligros latentes repentinos. Pero lo más aterrador de todo, es que es imprevisible.

El denominado vulgarmente “cuarto de hora” es un claro ejemplo de cuando el cerebro reptiliano domina al racional y a veces trae consecuencias dramáticas.

El denominado vulgarmente “cuarto de hora” es un claro ejemplo de cuando el cerebro reptiliano domina al racional y a veces trae consecuencias dramáticas.

Las malas reacciones, en ocasiones desmedidas en una sociedad como la nuestra, vienen desencadenadas en muchos casos por uno de los pecados capitales que nos asolan; la envidia. Cuando los romanos entraron en la península ibérica sentenciaron: “En Hispania, la envidia, por norma”. Vivimos en comunidades donde paradójicamente cierta masa de personas siente malestar psicológico y ansiedad crónica cuando a su vecino le funcionan bien las cosas. Son víctimas de desilusiones reprimidas que tienen ya difícil solución, o de complejos que habría que haber tratado en la niñez. La educación, el trabajo en la autoestima y permitir un sano libre albedrío, debiera ser obligatorio para que los niños dejen volar la imaginación y soñar muy fuerte. Y así, de este modo, poco después se convertirán en personas más justas y menos egocéntricas.

Rodríguez de la Fuente es el claro ejemplo de una semilla bien cuidada en las macetas familiares y hogareñas de Poza de la Sal. La absoluta libertad que le otorgó su padre en la infancia para descubrir el planeta, para experimentarlo desde las tripas y sobretodo para concienciarse en protegerlo, hizo que se convirtiera años después en el icono que fue y que sigue siendo. Félix, también sufrió en primera persona campañas de determinados sujetos que por inquina personal trataron de acabar con su carrera y su legado.

[...] acción-reacción inmediata que hace que, por ejemplo, una víbora aparezca como un rayo entre las matas y nos muerda el pie al pisar cerca de ella. Nuestro cerebro sigue una pauta idéntica cuando se expone a esos peligros latentes repentinos. Pero lo más aterrador de todo, es que es imprevisible.

La educación en las primeras etapas de la vida va a producir que el mismo niño con todo su potencial comprimido y deseando estallar, deflagre hacia un premio nobel en astrofísica o a un psicópata asesino en serie. En ambos casos el individuo goza de una gran inteligencia, pero esta puede derivar hacia un lado o al otro dependiendo de quien calibra la balanza en casa. Allí es donde están los modelos a seguir, allí están las pautas de futuro y allí están los sentimientos y conductas que aflorarán poco después en la adolescencia.

Si queremos luchar por un planeta azul y por una humanidad mas honesta es de vital importancia ayudar a forjar en casa de manera equilibrada una personalidad transparente, mostrando a nuestros hijos los valores que necesitan comprender para que la tierra siga verde e indicando cual es el camino de la cooperación y de la ayuda al ser vivo débil.

Ahora mismo, mientras lees estas líneas, tus hijos juegan a un lado, escuchan tus palabras y absorben tus reacciones aunque no te des cuenta. Están metidos en tu maceta recibiendo todo el nutriente que florecerá en rosas, en hierbajos o en espinos. En tu mano está saber regarla hoy con la más inocente de las esencias si lo que deseas es criar simplemente a una buena persona.

Mientras tanto, individuos tóxicos de débil intelecto y mal asesorado seguirán desestabilizando, difamando y envenenando a los justos, emanando todo un caudal de frustraciones sobre nuestras conciencias y sobre nuestros cobardes grupos de Whatsapp donde los mediocres aplauden y los íntegros guardan silencio.

La educación es el camino a recorrer en una larga vía donde miles de factores condicionaran a que destino llegaremos finalmente.

La educación es el camino a recorrer en una larga vía donde miles de factores condicionaran a que destino llegaremos finalmente.

Ahora mismo, mientras lees estas líneas, tus hijos juegan a un lado, escuchan tus palabras y absorben tus reacciones aunque no te des cuenta. Están metidos en tu maceta recibiendo todo el nutriente que florecerá en rosas, en hierbajos o en espinos.

Author’s Posts

  • La Ardilla Viajera

    Cuenta la leyenda que el geógrafo griego Estrabón, en el S.I, A.C. dijo de la península ibérica que era tan frondosa que una ard...

    Jun 20, 2020

  • Solitario

    "Realmente, a la vejez viruelas. Yo creí que me las sabía todas y que podría campar a mis anchas a lo largo de las sierras del mu...

    May 29, 2020

  • Algo maravilloso

    ¿Y  si se nos fuera de las manos? ¿Y si esta pandemia que estamos viviendo que nos ha cogido a todos desprevenidos entrara en...

    May 12, 2020

  • La Miseria de los “Inser-viles”

    La vida de las personas produce destellos de odio en ocasiones puntuales allá donde se produce genera un impacto psicológico negat...

    May 10, 2020

  • La pandemia y el valor puro

    ¿Y  si se nos fuera de las manos? ¿Y si esta pandemia que estamos viviendo que nos ha cogido a todos desprevenidos entrara en...

    Abr 23, 2020

Artículos Relacionados